La Asamblea General de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Castilla la Mancha eligió en paso día 20 de mayo en Cuenca al nuevo Secretario General, César García por un periodo de cuatro años.

García, con experiencia en el movimiento asociativo desde el año 2000, sustituirá a Carlos Bonilla, quien venía ejerciendo como tal desde la constitución de la Organización.

Junto a César García, completan la comisión ejecutiva el mismo Carlos Bonilla como Secretario de Organización, Eduardo Abad como Secretario de Administración y Juan Ramón Torralba como Secretario de Acción Normativa.

“Hemos querido que algunos de los miembros de la anterior ejecutiva continúen en el equipo ya que pensamos que es la mezcla de experiencia y nueva visión la que puede hacer que una organización sea referente tanto en sus acciones reivindicativas como en el devenir diario de la misma, comenta César García”

Durante esta última legislatura, UPTA CLM ha mantenido una muy buena interlocución con los órganos de Gobierno de la Comunidad Autónoma así como con los representantes del diálogo social, “especialmente con la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y concretamente con la Dirección General de Programas, con quien hemos colaborado en el diseño del Plan de Empleo, Creación de Empresas y Emprendimiento, dentro del Pacto por la Recuperación Económica de Castilla‐La Mancha 2015‐2020”.

UPTA CLM, integrada en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de España, estará muy pendiente de la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo que se debería estar ya debatiendo en el Congreso de los Diputados. “Resulta decepcionante el retraso que mantenemos para abordar algunas de las medidas de reforma del sistema de trabajo de los autónomos”, según ha declarado su nuevo Secretario General, César García. Reformas todas ellas que fueron asumidas por los diversos Grupos Políticos en sus ofertas electorales y que después fueron introducidas en los programas acordados en primer lugar por Cs y PSOE y después por PP y Ciudadanos.

La realidad es que todavía no se ha constituido la Ponencia de la Ley de Reformas Urgentes, presentada por Ciudadanos en Noviembre y que tampoco hay fecha para que comiencen los debates en la Subcomisión especial sobre la Seguridad Social, por lo que sus recomendaciones difícilmente podrán ver la luz en esta Legislatura.

El retraso, que ahora se acumula al año perdido con las diversas convocatorias electorales, hace que esta pueda ser una legislatura perdida en las reformas más urgentes que en materia fiscal, de jubilación o de cotización a la Seguridad Social necesitan los autónomos españoles.

UPTA considera que ya no hay más tiempo para eliminar la brecha fiscal que sufren los autónomos que declaran por el IRPF o las dificultades que tienen los autónomos de mayor edad para pasar a una situación de jubilación y así posibilitar el relevo de sus negocios.

Todo hace pensar que todos estos retrasos, pero también el escaso contenido que tienen los documentos hasta ahora conocidos, son más producto de tácticas electorales o acuerdos políticos en otras materias que poco tienen que ver con los intereses de los millones de trabajadores autónomos que necesitan y esperan estas modificaciones y mejoras.