La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Castilla La Mancha-UPTA CLM ha solicitado reuniones con los alcaldes/as de Illescas, Seseña, Ugena y Yuncos con el objetivo de encontrar alguna solución de urgencia a la situación provocada, en ciertos sectores de actividad, sobre todo a la hostelería, a causa de las medidas frente al Covid decretadas por la JCCM para estos cuatro Municipios.

UPTA considera que los Ayuntamientos ya han hecho todo el esfuerzo que, por sus competencias, podían hacer y no es justo que tengan que cargar con la búsqueda de soluciones para paliar los daños económicos que sufrirán sectores de actividad como la hostelería y que son los Gobiernos Regional y Estatal quienes deben responder con diligencia.

“No criticamos las medidas sanitarias” comenta el Secretario General de UPTA, César García, “incluso si hubiera que endurecerlas estaríamos de acuerdo. No se trata de judicializar y recurrirlas, que a priori sería lo más fácil. Lo que echamos de menos es que estas medidas no vengan acompañadas de otras, de ámbito económico, que ayuden a solventar la precaria situación en la que estos autónomos van a encontrarse”.

“Los Ayuntamientos han bonificado todas las tasas posibles, han lanzado campañas de apoyo al pequeño comercio, han modificado ordenanzas para que la hostelería pueda tener terrazas más amplias, todo con fondos propios, y con la información que les llega han tenido que tomar decisiones valientes compaginando estas medidas con las impuestas por sanidad, y les aseguro que no es trabajo fácil”, comenta García.

Para UPTA CLM el Plan de Medidas Extraordinarias para la recuperación económica de Castilla-La Mancha con motivo de la crisis del Covid-19, aprobado por la JCCM y los agentes sociales es una herramienta muy completa, pero debe ser flexible dependiendo de la situación en la que nos encontremos, y esta situación requiere flexibilidad y agilidad.

UPTA CLM espera respuesta y propuesta esta semana del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social sobre su petición de vuelta a la Prestación Extraordinaria por Cese de Actividad con la exoneración del pago de las cuotas a la Seguridad Social incluida, para todos aquellos sectores que, bien por rebrotes, bien por baja actividad económica, o bien porque su trabajo depende del permiso de terceros, no hayan podido comenzar a trabajar, hayan tenido que volver a cerrar o sus ingresos hayan vuelto a disminuir de manera sustancial.

Del mismo modo UPTA CLM quiere que el Gobierno retrase los plazos de devolución de los préstamos ICO, que miles de autónomos tendrán que comenzar a devolver a finales de septiembre y que lamentablemente no podrán hacerlo. Por otra parte, UPTA CLM considera urgente que se aplacen las obligaciones tributarias que en el mes de octubre ahogarán a millones de autónomos, haciendo si cabe, un mayor destrozo a sus economías y a su continuidad. UPTA CLM continúa reclamando una presión fiscal justa para los autónomos basada en la cotización al RETA por rentas reales y en la rebaja del IRPF para aquellos que tributan por este sistema.