EL COSTE DE UNA LICENCIA DE APERTURA OSCILA ENTRE LOS 600 Y 10.000 EUROS DEPENDIENDO DEL TIPO.

Para poner en marcha una actividad por cuenta propia es necesaria la solicitud de una licencia de actividad. Estas licencias conllevan un sinfín de papeleo que debe ser elaborado por profesionales colegiados.

Hay dos tipos de licencias, las de las actividades inocuas y las de las clasificadas. Las actividades inocuas tienen un procedimiento de legalización más sencillo, aunque en cualquier caso es necesario aportar un informe/proyecto técnico completo, que permita emitir los correspondientes informes municipales, que variarán según las características y dimensión del negocio (informes urbanísticos, industriales, sanitarios, medioambientales o jurídicos).

El informe/proyecto debe contemplar todas las características del establecimiento y de la actividad a desarrollar: planos de ubicación y distribución, dimensiones, reformas a realizar, instalaciones y cumplimiento de las normas aplicables, como pueden ser las de insonorización, higiene y manipulación de alimentos o normativa en caso de incendios

Los profesionales acreditados para realizar este tipo de informes y proyectos técnicos son generalmente arquitectos, arquitectos técnicos, aparejadores e ingenieros técnicos industriales, que en todo caso estén colegiados, ya que será necesario incorporar el visado del colegio profesional.

Para el Secretario General de UPTA CLM, César García, “esta es la primera de las obligaciones de un autónomo en la que hay que eliminar burocracia, tal y como nos prometieron que harían desde la JCCM. Pero no solo eso, ya que la preparación del papeleo necesario le puede llegar a costar a un autónomo entre un mínimo de 600 euros hasta más de 1000 euros si se trata de una actividad de las denominadas inocuas, a lo que hay que añadir la Tasa Municipal, lo que significa que hoy en día no abres una actividad en Castilla La Mancha por menos de 1000 euros”.

Por otra parte la mayoría de los Ayuntamientos no han articulado la licencia express, que aunque facilita la posibilidad de abrir en tiempo y te da seguridad jurídica, sigue teniendo la misma burocracia y los mismos costes, ya que no se aplica lo regulado en la Ley 12/2012, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, y en sus posteriores modificaciones en las Leyes 14/2013 y 20/2013.

“Los costes elevados del papeleo necesario, el exceso de burocracia y la poca flexibilidad de algunos Ayuntamientos, hacen que muchos emprendedores frenen la puesta en marcha de sus negocios. Justo ahora que es cuando más mensajes positivos debemos enviar a los emprendedores, no haber buscado soluciones adecuadas por parte de las AAPP hace que tengamos que dar a los emprendedores este tipo de noticias desagradables”, concluye García.

Para más declaraciones,

César García, secretario general de UPTA CLM – 657 902 239