Desde UPTA CLM pedimos al Gobierno Central, a la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, y en especial al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que se proteja a aquellos padres y madres trabajadores y trabajadoras autónomas que deban ausentarse de sus negocios o cerrarlos porque sus hijos deban permanecer en cuarentena, ya sea por ser positivos en COVID-19 o porque hayan estado en contacto con algún enfermo. La inminente vuelta al cole provocará el incremento de estas situaciones, ya que los niños dejarán de estar en sus casas y acudirán de nuevo a las aulas.

Muchos autónomos quedarían en una situación económica complicada si por motivo del cuidado de hijos, que deben estar acompañados en todo momento, se ven obligados a cerrar su negocio.

Es por ello, que, desde nuestra organización, pedimos al gobierno que este tipo de casos estén amparados bajo el cese de actividad extraordinario, para que ningún autónomo que se vea en esta situación se quede sin un respaldo económico.

César García, secretario general de UPTA CLM, “es necesario y urgente que el Gobierno Central articule un permiso retribuido para los padres de niños que tengan que permanecer en cuarentena. La realidad es que va a haber muchas familias que tendrán que abandonar su actividad porque sus hijos den positivo en COVID-19 y tengan que permanecer en sus casas. Necesitamos mecanismos de protección, una cobertura económica para que los padres puedan ausentarse del trabajo para cuidar a sus hijos sin que eso suponga una disminución de sus ingresos, muy mermados en muchos casos. Sin esta protección estaremos condenando a los trabajadores autónomos, principalmente a las autónomas, que lamentablemente siguen siendo las que en esas circunstancias más sacrifican su carrera profesional por el cuidado y la atención de los hijos”.

 

Para más declaraciones: César García, secretario general de UPTA CLM. 657 902 239.