UPTA CLM ha mantenido durante estos últimos días reuniones con los Alcaldes y Alcaldesas de las localidades toledanas de Illescas, Seseña, Ugena y Yuncos en las que se ha planteado las necesidades mínimas para que los autónomos puedan hacer frente a nuevas medidas excepcionales contra el Covid que afectan sobre todo al sector de la hostelería y la restauración.

UPTA CLM ya solicitó para los autónomos de estos municipios afectados la condición de “extrema vulnerabilidad económica” de tal forma que puedan ser prioritarios tanto en la convocatoria de ayudas del Programa Inicia, como del programa Reinicia, hayan sido beneficiarios, o no, de las ayudas del Programa de Ayudas a los Afectados por Covid 19.

Por su parte, los ediles de los Municipios afectados consideran que, por sus competencias, no pueden hacer más de lo que ya han hecho, tras bonificar la mayoría de las tasas, hacer campañas de apoyo al comercio y la hostelería o modificar algunas de las ordenanzas para facilitar el trabajo de muchos profesionales afectados, y aunque si tienen todos claro que las medidas sanitarias hay que cumplirlas, bien es cierto que deberían venir acompañadas con líneas de ayudas económicas para los profesionales afectados por éstas. El esfuerzo económico de estos Municipios en la adopción de estas medidas podría ser superior al medio millón de euros.

Para la organización, la medida de prohibir la entrada en los bares y restaurantes en estos Municipios supondrá la pérdida de miles de puestos de trabajo, así como la ruina del sector hostelero, y no pueden entender la obcecación con este colectivo cuando la mayoría de los positivos en Covid vienen de botellones, y de reuniones y celebraciones familiares, en las que no se respetan ni las medidas de distancia social ni el número máximo de personas por reunión. 

UPTA CLM considera positivas las ayudas aprobadas el miércoles en el Consejo de Ministros, pero las considera insuficientes sobre todo para los autónomos afectados y a 48 horas de saber si estas medidas se suavizarán o si por el contrario se mantendrán, ha transmitido por carta hoy mismo, a la Consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, algunas peticiones que tanto la organización como los ediles consideran oportunas.

En primer lugar, y aunque las medidas sanitarias se mantengan, liberar a los hosteleros de la prohibición de entrada en sus establecimientos, adaptando el aforo interior y el de las terrazas al 50%. En este sentido, le han pedido que haga de interlocutora con la Consejería de Sanidad, ya que de otro modo podría resultar nefasto para el colectivo.

En segundo lugar, diseñar una línea de financiación, a través del Instituto de Finanzas de Castilla La Mancha con microcréditos rápidos y blandos. Los autónomos en general afrontan un trimestre muy duro en cuanto a pagos, ya que en octubre deberán pagar los impuestos del tercer trimestre, pero en noviembre deberán afrontar el pago de los aplazados del segundo trimestre, sin contar que ya ha vencido el primer plazo de los ICO y que muchos de ellos no lo habrán podido afrontar.                                            

Y, en tercer lugar, y para evitar posibles rebrotes, una campaña de concienciación a ciudadanos sobre los riesgos COVID y también a los profesionales autónomos y a sus trabajadores como Prevención de Riesgos Laborales.

UPTA CLM agradece a los Alcaldes y Alcaldesas de los Municipios afectados su rápida respuesta y predisposición a mantener las reuniones solicitadas.