Ayer lunes se presentó en Alcázar de San Juan la estrategia por el Impulso del Trabajo Autónomo, un documento con 16 ejes y 51 medidas que supondrá una inversión de la JCCM en el colectivo autónomo de 75 millones de euros en tres años.

Para UPTA CLM esta Estrategia llega en el momento adecuado, ya que estos primeros compases del año van a ser decisivos para el mantenimiento y el impulso de muchas actividades económicas que, lamentablemente y una vez más, se verán afectadas económicamente por los efectos de la pandemia.

El secretario general de UPTA CLM, César García, ha valorado muy positivamente el mensaje lanzado tanto por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, como por el presidente García-Page a los autónomos y autónomas Castellano Manchegos, un colectivo que no ha parado de crecer incluso en los momentos más duros de la pandemia y que con 150.800 afiliados al RETA han superado el máximo de afiliación desde el año 2008. Solo en este año 2021 el número de afiliados al RETA ha superado los 2.000 activos.

“La Estrategia ya está aprobada y las ayudas, como las de inicio de actividad o las de consolidación ya están en marcha. Hacemos nuestra la Estrategia, ya que se nos ha permitido participar y aportar ideas y propuestas a los diferentes ejes, y por lo tanto nos comprometemos a difundirla, eso sí, con medios propios, hasta el último rincón de la región”, comenta García.

UPTA CLM se ha marcado para este año 2022 varios retos encaminados a mejorar la vida de los autónomos, tanto en el ámbito regional como en el nacional.

“En primer lugar, creemos necesario el desarrollo de una nueva Ley de Emprendedores, que supondría la derogación de la existente, aprobada por Cospedal, y que ya ha demostrado su ineficacia. Esta Ley debería contemplar el blindaje de las ayudas básicas a los autónomos, la creación de Consejo del Trabajo Autónomo, herramienta que daría mucha más visibilidad y voz a las asociaciones de autónomos, y la obligatoriedad de desarrollo de Estrategias de Impulso como la presentada ayer” comenta García.

En cuanto al ámbito estatal, UPTA plantea en primer lugar, y por orden de prioridad la prórroga de la prestación por cese de actividad por COVID, prestación que termina en febrero y que debería ser ampliada al menos en tres meses más dada la situación sanitaria que estamos viviendo en estos primeros compases del año.

También quieren conseguir que el ejecutivo apruebe definitivamente el acceso de los autónomos al subsidio para mayores de 52 años, que sorprendentemente quedaron fuera de la medida aprobada ya en el año 2019 y que tanto tiempo se lleva reclamando.

Otro objetivo de la organización es conseguir este año la aprobación de la reforma para la cotización al RETA por rendimientos netos, reforma que beneficiaría a la gran mayoría de los autónomos/as, sobre todo a aquellos que menos rendimientos tienen, y que daría seguridad

jurídica y adquisición de derechos frente a la seguridad social a todos aquellos/as que ahora no cotizan por no llegar al salario mínimo interprofesional, y que día a día se juegan su futuro esperando que la Agencia Tributaria y Seguridad Social les pueda aplicar el principio de habitualidad, lo que supone grandes sanciones económicas.

Y por último UPTA CLM considera urgente y de justicia acometer una verdadera reforma fiscal para los autónomos, que clarifique los gastos deducibles, que rompa la brecha fiscal existente entre personas físicas y personas jurídicas, que equilibre la tributación por IRPF, progresiva, respecto a la tributación por Impuesto de sociedades, lineal, y que facilite las relaciones entre administración y contribuyente.

“Vamos a trabajar para conseguir que estos retos se cumplan, pero necesitaremos también la implicación de los gobiernos autonómicos en este cometido. Los autónomos necesitamos apoyo económico, pero también políticas activas de protección. Si el Gobierno de Castilla La Mancha ha sido pionero en la política de ayudas, estamos seguros que nos acompañaran en estos propósitos” concluye García