NOTA DE PRENSA

UPTA SE PONE A DISPOSICIÓN DEL NUEVO EJECUTIVO PARA RETOMAR LAS MODIFICACIONES PENDIENTES EN MATERIA DE TRABAJO AUTÓNOMO

Desde UPTA queremos felicitar al partido socialista y al nuevo presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, investido esta mañana. Deseamos que configure pronto un equipo de gobierno, y que se puedan sacar adelante todos los compromisos que se alcanzaron con las organizaciones de autónomos.

“Las modificaciones en el ordenamiento jurídico del trabajo autónomo deben ser prioritarias para el nuevo gobierno”. César García, Secretario General de UPTA CLM.

Destacan sobre el resto las que se refieren al plan de impulso al trabajo autónomo, Agenda 2030, que será la hoja de ruta en las políticas activas que se desarrollarán en el próximo decenio y que supondrán el cambio necesario para un nuevo mercado de trabajo autónomo.

La cotización en función de los ingresos reales, que consiga devolver al sistema de cotización en el RETA la justicia contributiva, será sin duda uno de los cambios más positivos y necesarios.

Igualmente, disponer de un marco concreto de diálogo estable entre las organizaciones representativas y el Gobierno, ayudará a poner fin a la eterna promesa de constituir el ente conocido como consejo del trabajo autónomo.

Regulación del sistema de formación. Desde el pasado 1 de enero de 2019 el trabajador autónomo está obligado a cotizar por formación profesional, está contemplada la puesta en marcha de una normativa que regule el acceso a esta formación por parte del autónomo, pero actualmente seguimos a la espera de que se regule esta situación, ya que el trabajador autónomo únicamente puede beneficiarse de la formación bonificada ofreciéndosela a su plantilla en caso de que tenga trabajadores contratados.

Además, y como venimos reclamando desde UPTA, la ley de morosidad necesita un cambio, una modificación que determine claramente los tiempos de pago de las facturas emitidas y regule el, hasta ahora, inexistente sistema sancionador.

También es necesario reforzar el emprendimiento rural y la puesta en marcha de medidas dirigidas al asentamiento poblacional y al fortalecimiento económico en las zonas de nuestro país menos pobladas. Son actuaciones imprescindibles para contrarrestar la alarmante situación actual, en la que sin duda los autónomos son los principales activos. Y ello unido a un plan nacional de Relevo Generacional con nuevos activos que garanticen la continuidad de actividades económicas y el mantenimiento de población, sobre todo en los ámbitos menos urbanos.

Además, el pequeño comercio sigue en caída libre, es necesario abordar y desarrollar un plan nacional de consolidación del comercio minorista, el negocio de proximidad necesita urgentemente una drástica reforma.